Características en común de las 100 franquicias de más éxito

Características en común de las 100 franquicias de más éxito

Tras la última crisis económica se ha demostrado que las buenas franquicias son negocios que ofrecen muchos beneficios a los propietarios. Por este motivo, ahora que estamos pasando por otra crisis económica puede ser un buen momento para entrar en el negocio, ya que seguro que seguirán dando buenos resultados de facturación.

El éxito de las franquicias es debido a su organización y su imagen de marca. Para mostrarte el éxito de las franquicias, a continuación te muestro las principales características que tienen las franquicias que son más conocidas.

Productos masivos

Si realmente quieres convertir un negocio en franquicia, no vale con que ofrezcas el producto como lo haces hasta el momento, sino que tienes que ser capaz de producir en grandes cantidades. A esto hay que añadir que los productos que estás elaborando tengan su propia imagen, lo cual no siempre es sencillo, sobre todo si no tienes una gran imagen de marca.

Si no tienes una buena imagen y no eres capaz de hacer productos masivos, se puede decir que no estás en situación de lanzar tu propia franquicia. Con una imagen se consigue tener seguidores fieles, de aquí que sea tan importante.

Especialización

Una franquicia de éxito es aquella que conoce a su audiencia y es capaz de especializarse en algo en concreto para tener éxito. Las franquicias de éxito han sido capaces de fabricar productos masivos sin abandonar las necesidades de sus seguidores o audiencia.

Para tener éxito las franquicias siempre buscan tener personalidad y nunca intentan cubrir el 100%, sino que se centran en la cuota de mercado a la cual realmente interesan. Con esta técnica lo que se consiguen son clientes fieles, lo cual garantiza el futuro de la marca y en consecuencia de las franquicias que se abran por diferentes ciudades.

No hay que olvidar que los clientes satisfechos serán los que mejor publicidad hagan de la marca, lo cual ayudará a que otras personas quieran probar el producto. Si les gusta, pasarán a ser clientes fieles y esto ayudará a que la marca vaya creciendo poco a poco. Con esto quiero decir que las franquicias de éxito son aquellas que se enfocan en satisfacer las necesidades de sus clientes.

Segmentación del mercado

Una buena franquicia sabe que para tener éxito es importante apostar por un segmento del mercado y especializarse para ofrecer lo que los clientes necesitan. Una vez elegido el segmento, es el momento de elegir un nicho en el cual centrarse. Si buscas, seguro que encontrarás un hueco que no está cubierto por la competencia. Las buenas franquicias no compiten entre muchas, sino que buscan su hueco para crecer con más rapidez.

Una vez encontrado el nicho de mercado dentro del segmento, es el momento de venderse como los especialistas. Un ejemplo lo encontramos en la empresa Mc Donald. Esta empresa de hamburguesas se ha especializado en hamburguesas rápidas. En el mercado hay diferentes franquicias de hamburguesas, pero esta franquicia se ha dado a conocer como la empresa de hamburguesas rápidas. Cuando alguien quiere una hamburguesa rápida, el primer nombre que se le viene a la cabeza es el de Mc Donald. Para tener éxito, esa es la clave.

Cuida la reputación

Está claro que lo complicado no es subir, sino mantenerse. Lo mismo les sucede a las franquicias, lo importante no es hacerse conocidas, sino mantenerse en lo alto y para conseguirlo tienen que cuidar al máximo su reputación.

Para mantener una buena reputación no solo hay que cuidar el producto que ofrecemos, sino que también puede ser una buena opción apostar por las causas ambientales, sociales… El objetivo siempre tiene que ser el de conseguir dar una buena imagen y mostrar a los clientes que no solo te preocupas por ganar dinero, sino que también te preocupas por otras cosas. No hay que olvidar que muchas de estas medidas no solo ayudarán a mejorar la imagen de la franquicia, sino que también reducen impuestos. Todo esto hace que la gran mayoría de franquicias tengan mucho cuidado con su reputación una vez que han llegado a lo más alto.

Cultura organizacional

Una vez que la franquicia se ha posicionado, siempre suelen apostar por conseguir un equipo organizacional completo para que todo funcione correctamente. Estos movimientos siempre se suelen realizar a través de programas de desarrollo profesional para conseguir que cada uno de los trabajadores rinda al máximo dentro de su puesto de trabajo. A esto hay que añadir que con una buena organización se les da la opción a los empleados de subir dentro de la empresa, por lo que tienen más ilusión de trabajar. Y es que se ha demostrado que los trabajadores necesitan ilusión para producir y esa ilusión se puede conseguir con la opción de poder subir de rango para ocupar un cargo más importante y en consecuencia cobrar más.

La innovación es importante

Las empresas no paran de evolucionar para dar a sus clientes lo que necesitan. Lo mismo pasa en las franquicias, deben seguir innovando para que los clientes los conozcan y así posicionarse como la empresa líder del sector. Una franquicia no puede cometer el error de parar o eso le puede pasar factura a medio y largo plazo.

Cuando hablamos de innovación, no solo hablamos de innovación en los productos que producen, sino que también tienen que innovar en su imagen y demás aspectos para poder estar al día y así conseguir que los clientes sigan siendo fieles a la marca y en consecuencia a sus franquicias. Un ejemplo claro lo tenemos en Coca Cola. Esta empresa es de las más conocidas, pero sigue apostando por mejorar su imagen de marca con anuncios de calidad que quedan grabados en las retinas de sus clientes.

Lo importante es crecer, crear franquicias y mantenerse sin quedarse atrás. La competencia es muy fuerte y eso lo saben las franquicias, las cuales todos los días intentan mejorar para seguir en lo más alto. Y recuerda, aunque pueda parecer muy complicado, cualquier empresa con esfuerzo, tiempo y voluntad puede llegar a lo más alto.

Más consejos para emprendedores: